¡¡FELIZ HALLOWEEN!!...


Hoy se festeja la fiesta de Halloween, pero ¿Qué festejamos?, en mi país de adopción (España) no es tradición, pero de a poco se ha introduciendo esta fiesta entre los niños y no tan niños a tal punto que muchas tiendas y supermercados venden cajitas con dulces, cotillón, disfrazes y como este blog, muchos blogs con manualidades, los niños felices, sus monstruos imaginarios pueden salir, para ellos es motivo de diversión, pero para nosotros, los papis, es la noche previa a la celebración de todos los santos, donde recordamos a nuestros seres queridos que ya no están en cuerpo con nosotros, solo en alma, por eso tiene que ser una noche feliz, a ellos no les gustarían vernos tristes, pero si les gustarían saber que siguen en nuestro corazón...

Halloween proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa "All Hallows' Even" (también usada "All Hallows' Eve") que significa «víspera de todos los Santos», 
Esta celebración tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva de irlandés antiguo y significa "fin del verano". En el "Samhain" se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el «Año nuevo celta», que comenzaba con la estación oscura.
Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro.
El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera.
Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por estos. Aunque ya se celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la «fiesta de la cosecha», en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), se mezclaron ambas tradiciones. Las manzanas eran muy populares y pronto formaron parte de la celebración, 
En una época en la que predominaban las festividades «paganas» la iglesia intentaron suplantarla por una festividad cristiana (Día de Todos los Santos) que fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre
En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los «Jack-o'-lantern» (calabaza gigante hueca con una vela dentro) inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño».
Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween, la fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.
La internacionalización de Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión.
Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países latinoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos. En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.
El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.
En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.
Originalmente el Truco o trato (en inglés «Trick-or-treat») era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente «truco o trato». La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O'Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer «truco», que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado conpestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro.
Realmente, aunque se ha generalizado la traducción «truco» en castellano por el inglés «trick» y «trato» literalmente por «treat», en el caso del «Trick-or-treating» no se trata de un truco propiamente dicho sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo «susto o dulce» o <<travesura o dulce> pero queda mas bonito "truco o trato".
En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase «truco o dulce» (trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.


En México existe una versión denominada Calaverita en la que los niños preguntan ¿me da usted mi calaverita? en lugar de ¿Truco o Trato? refiriéndose a un dulce con forma de calavera. 
En este maravilloso país, se festejan el Día de los Santos y el Día de los Muertos. Si bien estas fechas se celebran en casi todo Latinoamérica, México es la cuna de la tradición con un despliegue maravilloso para celebrar a los difuntos. La festividad se inicia en la madrugada con pequeños altares en las casas o las tumbas del cementerio de los muertos de la familia: colores estridentes, adornos, muñecos de calaveritas y velas celebran la vida ejemplar de los muertos y los niños fallecidos de pequeños. El objetivo de ambas fechas es ayudar a los difuntos en su paso al otro mundo y honrar a aquellos de alma pura. El día de los muertos es una fiesta que combina tradiciones católicas e indígenas, ya que era practicada originariamente por los pueblos Indígenas Mayas, Mexicas y Nahuas desde hace más de 3.000 años. En sus inicios se festejaba durante todo el mes de agosto, según lo establecía el calendario solar, pero con la colonización la fecha se modificó a la fiesta católica de los Todos los Santos y Todas las Almas, que es el primero de noviembre.
Durante el segundo día, el 2 de noviembre, el despliegue se intensifica y cada altar de los muertos es adornado con más esmero y dedicación, haciendo de cada uno una pieza de arte popular. La tradición establece que un altar debe tener siete niveles, que representan los siete pasos del alma por el Purgatorio. Además lo acompañan guirnaldas en amarillo y morado (colores de la vida y la muerte), sal (para no corromper al cuerpo), agua, flores de colores, una fotografía del muerto, una cruz que marca los cuatro puntos cardinales, frutas, comidas y demás símbolos para la purificación del alma. En los altares de los niños muertos en la familia se colocan dulces y juguetes que pertenecieron a los infantes.
Por el colorido, el espíritu y la riqueza de este ritual, el Día de los Muertos es una fiesta que hay que ver y fotografiar, ya que su belleza popular es una pieza casi única.
Mas allá de lo que signifique en cada país, esta fecha es muy importarte para todos, y las comunicaciones de hoy hacen que estas fiestas estén tan cerca nuestro que deseamos celebrarla, es un buen momento para sentarnos con nuestros niños, explicarles el origen en forma simple y dejarlos que su imaginación vuele, como he dicho antes, a los profes de ingles les viene muy bien, a la profe de plásticas también, mueve el comercio y nos moviliza el corazón y los mas importante no nos olvidemos de nuestras tradiciones, como las castañadas, los panellets, las migas de niño, magosto, flores, velas..... y ¡¡¡FELIZ HALLOWEEN!!!

fuentes: adaptado de Wikipedia y fotografias.net

Más manualidades.....


Escobitas sorpresa!!

Ramas secas. 
Bolsas de papel medianas, dos por cada escoba a realizar. 
Dulces y golosinas. 
Cinta fuerte o cordón para atar, de color verde. 
Tijeras.

Este trabajo no te demandará mucho tiempo pero los pequeños quedarán encantados con él. 
Debes buscar bolsas de papel resistentes y comprar dulces y golosinas de todos los colores y tipos. Como te dijimos al principio, cada escoba requiere de dos bolsas. A una de ellas deberás cortarlas por todos sus lados hasta la base en flecos. 

Te quedará abierta, con la base sin cortar. Sobre ella, debes colocar la otra bolsa, y sólo cortarle en flecos los primeros 5 a 10 centímetros de los bordes hacia adentro. 

Paso seguido, colocas en el interior de la última bolsa las golosinas y dulces. Ajustas con la mano la punta de la bolsa, como para cerrarla. Levantas los costados de las primer bolsa ( la que cortaste toda en flecos) y ajustas junto a la otra. Colocas la punta de la rama en el interior y atas la cinta o cordón para darle el acabado a nuestras escobas. Si lo deseas, antes de colocar el cordón o la cinta, puesdes cerrar con cinta en embalaje para que quede más firme y puedan los pequeños levantar las escobas para llevarlas.

Para hacer fantasmitas dulces: 

Cartulina u hoja decorada 
Pegamento para tela 
Tijera 
Fieltro negro 
chupetines (chupetes, chupa chups, etc....) 
Cinta fina de color rojo 
Cinta adhesiva 
Compás 
Fieltro blanco 
Procedimiento 

Marca con el compás dos círculos con el tamaño de la paleta dulce en la cartulina u hoja decorada. Córtalos. Pega cada círculo de cartulina a cada lado de la paleta dulce usando la cinta adhesiva. 
Corta un cuadrado de fieltro blanco lo suficientemente grande como para cubrir la paleta dulce. Dóblalo por la mitad y céntralo en la paleta. Sujétala con la cinta roja, con la cual luego haz un moño o lazo. Finalmente, corta dos círculos pequeños de fieltro negro, que serán los ojos. Pégalos juntos en uno de los lados de la paleta. 
¡Listo! Tus niños disfrutarán de estos dulces envueltos como fantasmitas.



chupetines draculines....
papel de celofán rojo, 

un cordel plateado o dorado, 
un poco de fieltro negro, 
un trozo de cartulina blanca 
y pequeños ojos de plástico. 

Los ojos de plástico y el fieltro podemos conseguirlos fácilmente en la mayoría de las tiendas de todo a cien, o usar cartulina blanca y pintar un circulito negro como pupila.
El primer paso es hacer pequeños cuadrados con el papel de celofán y envolver con ellos los chupa-chups. Con el fieltro negro, recortado de forma rectangular haremos la capa del vampiro. Para mantenerlo todo unido utilizaremos el cordel haciendo una lazada.
Posteriormente, con unas gotitas de pegamento (si es que los ojos no son ahesivos) pegaremos los saltones ojos en la cabeza del vampiro. Para hacer los colmillos recortaremos pequeños triángulos utilizando la cartulina blanca. Por último los pegamos invertidos (con la punta hacia abajo) al chupa-chups. Y si quieres rizar el rizo, elige caramelos con palo de los que tiñen la lengua de rojo, seguro que son un éxito.

Colgantes Calaveras:
Esta manualidad queda mas bonitas para adolescentes...
Cartulina blanca
cartulina negra
cola
rotuladores 
hilo grueso


Calca las plantillas de calaveritas sobre la cartulina, blancas y negras, le pasas el hilo por detrás y listo, ya tienes unos colgantes chulísmos, se pueden usar para decorar vasos, mesas, bolsas de papel....se le puede agregar purpurina o piedritas en color metalizado, o pintarlos del modo que mas os guste!!!!



Gatito negro 

Cartulina negra normal con forma de corazón
Pliegues de papel crepé.
Pintura acrílica
Cartulina negra mate
Cepillo de esponja
Barra de pegamento


Sobre el corazón invertido de cartulina, adherir con pegamento de barra, la plantilla de gato, trazada en cartulina negra, (todo menos los rasgos faciales), en papel crepé negro, (esto le dará más consistencia), una vez seco, recorta la cabeza, las dos orejas, las dos patas traseras, las dos patas delanteras y la cola. Para hacer los rasgos faciales usa la plantilla para recortarlos en papel crepé, (cada uno en su color), esta vez sin cartulina.
Coloca los rasgos faciales, ojos, orejas,…, en la cabeza, usa el pegamento de barra.
Con una pistola de pegamento caliente (pistola de silicona), coloca las orejas en la cabeza. Luego, coloca la cabeza y las patas delanteras en la caja (guíate de la foto), coloca las patas traseras en la mitad frontal inferior, para que el gato pueda mantenerse y por último la cola en la parte de atrás.


Plantillas:








Manualidades de Halloween super rápidas...


halloween-manualidad-calabaza
Si os gusta preparar decoraciones de Halloween junto a los peques, os encantarán las ideas para hacer calabazas de papel que os traemos hoy.Con un poco de maña e imaginación, podéis crear divertidísimas calabacitas de halloween, para colgar a lo largo y ancho de vuestro hogar. Se trata de una divertidísima actividad con niños, ¡no os perdáis este post!

Manualidades infantiles con papel
Para empezar, cortad tiras de cartulina naranja: 1 de 15cm de largo y 2.5cm de ancho, 2 de 18cm de largo y 2.5 de ancho, 2 de 23cm de largo y 2.5cm de ancho y 2 de 28cm de largo y 2.5cm de ancho. Colocad la tira más pequeña en el centro y ordenad las demás por tamaño de manera que las más largas queden en el exterior. Grapad o aseguradlas con un clip en la parte superior y repetid el procedimiento en la parte inferior.
Cortad luego una tira de cartulina marrón de 1cm de ancho y 7,5cm de largo y enrollarla alrededor de un lápiz para lograr la forma curva del tallo de la calabaza. Cortad también dos hojas en cartulina verde. Finalmente, asegurad las hojas, el tallo y un trozo de cuerda en la parte superior para poder colgar las calabazas de Halloween.
Halloween: hacer calabazas de papel
Esta manualidad de Halloween es todavía más fácil. ¿Os animáis a transformar una lámpara de papel en una calabaza de Halloween? Comprad una lámpara de papel amarilla o naranja, como más os guste,  y luego agregadle una gran hoja de cartulina verde, dos limpiadores de pipa marrones en forma de espiral y un cono hecho con hojas de papel higiénico y envuelto en cinta marrón para el tallo. ¡Listo!
Por supuesto, no os olvidéis de agregar un trozo de cuerda para poder colgar estas simpáticas calabazas de Halloween de papel.
Ideas para hacer calabazas con papel
¿Os gustan estas decoraciones de Halloween? ¡Son divertidísimas! ¿Lo mejor? Podéis usarlas comocentros de mesa de Halloween, para decorar las escaleras o las estanterías. ¡Donde más os gusten!
Halloween: manualidades infantiles
Si cortáis tiras de cartulina naranja (o cualquier otro papel grueso que os guste) de aproximadamente 30cm de largo y 2.5cm de ancho y realizáis un agujero justo en el medio de cada una de ellas, luego tan sólo os será necesario un clip de papel estilo mariposa para unir todas las tiras. Luego, las separáis un poco y las dobláis formando la calabaza, por supuesto aseguráis con otro clip. Tan sólo os faltará agregar unas hojas verdes y un tallo para tener una bonita y original calabaza de Halloween.



Más plantillas halloween....

Aquí les dejo mas modelos para usar en halloween, para invitaciones, para decorar bolsas, puertas, hacer colgantes, en fin, muchísimas cosas para pasar una noche de terror.



invitación halloween
invitación halloween








Manualidades de Halloween...hoy bolsitas

A muchos niños les encanta esta fiesta, aunque sea importada, nuestro profe de ingles feliz  porque los niños se sienten muy motivados con esta fiesta, así que, como todos necesitamos un poco de emoción, podemos juntar a nuestros niños para hacer un día de manualidades terrorificamente divertidas!!

Bolsa Calabaza
Materiales para 1 bolsita:
1 bolsa de papel marrón 
pintura acrílica: anaranjada y verde
un pincel
¼ hoja de cartón marrón
15- 30 cm de rafia verde
tijera

Preparación:
Pinta la bolsa de papel por fuera con pintura anaranjada
Pinta la parte interior de arriba de la bolsa con pintura verde.
Pinta la bolsa con una segunda capa de pintura anaranjada. Pinta la parte superior externa de la bolsa con pintura verde.
Cuando la pintura esté completamente seca toma la tijera y hazle flecos a la parte verde de la bolsa.
Llena la bolsa con periódico o caramelos (dependiendo de cómo la vayas a usar)
Frunce el extremo de la bolsa con la mano y ata un pedazo de rafia alrededor, justamente por debajo de la parte verde.
Continua atando pedazos de rafia alrededor del cuello de la bolsa hasta que hayas utilizado toda la cantidad.
Corta una tira de 4 centímetros de ancho de cartulina marrón y enróllala para formar un tubo.
Coloca el tubo en el centro de la bolsa como si fuera el tallo. Si vas a utilizar la bolsa como decoración puedes pegar el tallo para que se mantenga en su lugar.


Bolsitas calabaza:
Materiales:

Bolsas pequeñas de color naranja (sinó conseguimos, podemos usar papel crepé naranja, recortado en rectángulos)
Cinta de enmascarar
Cinta doble faz
Papel verde
Dulces
Preparación:
Primero lo que debemos hacer es elegir los dulces que vamos a entregar a los pequeños y colocar en porciones iguales cantidades de dulces en cada bolsa, que puede ser la cantidad de bolsas que ustedes deseen armar. Unas vez que tenemos los dulces dentro, debemos cerrar la bolsa tomando la parte de arriba de la misma y doblándola, logrando realizar la forma de un tallo.
Luego, pasamos por todo ese tallo cinta de enmascarar para que quede bien duro el tallo y no se caiga  para los costados.  Paso siguiente, tomamos un pedazo de papel verde y lo colocamos encima del tallo, forrándolo y lo pegamos con cinta doble faz por dentro para que no se vea la cinta. Para finalizar tomamos otro trozo fino de papel verde y lo enredamos por largo rato alrededor de nuestros dedos hasta que tome la forma enrulada y lo colocamos alrededor del tallo. Ahora tenemos unas bolsas decoradas como debe ser para este Halloween.


Bolsitas de fieltro:


Para las tradicionales bolsitas puedes usar fieltro anaranjado o variar los colores y seguir la idea base de las calabazas. Con esta bonita manualidad podrás sorprender a los más pequeños e incluso trabajar con ellos. Recorta un rectángulo largo de fieltro naranja, dóblalo a la mitad y cóselo en los laterales para cerrarlo. Corta un rectángulo fino y largo que hará de manija y cóselo. Finalmente recorta en fieltro negro los ojos, nariz y boca de "calabaza" y pégalos en el frente de la bolsita.


cestita de cartulina:
Bolsitas de golosinas
cartulina naranja
cartulina blanca
rotuladores negros
cola blanca
pincel para cola
limpia pipas de colores negro y naranja (si no conseguimos, podemos usar cinta negra, rafia negra...)
Recortamos la cartulina según el ancho de las bolsitas rellenas, dejamos un poquito más para unir
forramos la bolsita con la cartulina, 
con cariño dibujamos ojitos y la boquita en la cartulina, los recortamos y pegamos en la cartulina naranja, 
cerramos la bolsita con los limpiapipas o con la cinta. 

moldes:



Recetas Halloween....para nuestros adolescentes

Aquí les dejo unas recetas para los mas grandecitos....porque a ellos también le gusta que les organicemos fiestas terroríficas......

Dedos de brujas.....

Ingredientes para 15 dedos:

15 salchichas tipo frankfurt 

15 obleas de hojaldre pequeñitas (o una hoja de hojaldre grande cortada para rodear la salchicha)
queso blanco para untar 
aceitunas verdes sin hueso 
ketchup.
1 huevo batido
Preparación:

Cocinar las salchichas
Untar los hojaldres con queso blanco
Envolver las salchichas con la oblea de hojaldre (o tapas de empanadas)
Cortar la aceituna por el largo, para que parezca una uña,
Redondear un extremo de la salchicha envuelta para que parezca la punta del dedo, y con algo de presión poner la aceituna para hacer una uña de la bruja,
En el otro extremo poner un poco de ketchup y con una tijera de cocina o un cuchillo bien afilado, hacer como cortes para que parezca como arrancado (puaj...que asco)
Ponemos el horno en 180º
Luego dibujar con el cuchillo, con suavidad, unas marquitas para que parezcan los pliegues y nudillos de la mano, 
Pintar con el huevo batido y sobre papel de cocina hornear aproximadamente unos 15 minutos o antes, cuando los veamos doraditos, 
Dejamos fuera del horno (en la nevera no, porque se pondrán blanditos) hasta servir, se les puede poner mas ketchup para decorar y puestos sobre un plato decorado quedan mas terroríficos....


Ponche martes 13:
Ingredientes:
1 guante de frutería congelado
2 litros de jugo de frutas rojas (jugos antioxidantes)
frutitos rojos para decorar

Preparación:
El guante de frutería que necesitamos son esos que se usan en los supermercado para agarrar la fruta y verdura, sino conseguimos uno, haremos un molde usando papel film y papel de aluminio, para hacer el molde apoyamos la mano sobre el papel de aluminio, y la vamos forrando de tal modo que queden bien marcados los dedos y que solo se nos vea la parte exterior de la mano, es importante que el papel no se rompa, luego apoyamos sobre un tupper, ponemos papel film y cubrimos los huecos que hayamos hecho con el molde de papel de aluminio, volcamos suavemente agua y lo colocamos en el congelador, como si fuera un cubito de hielo, para despegar lo quitamos con mucho cuidado para que no se rompan los dedos, es muy importante que no usemos guantes de latex ni vinilo de enfermeros porque esos llevan talco. Si conseguimos los de frutería, solo los tenemos que llenar con agua fría y meter al congelador, mirar que no tengan pequeños poros, algunos vienen con esos poros y no nos sirven, en ese caso usar el molde de papel de aluminio para que no se nos salga el agua, dejar congelar hasta el día siguiente y cortar el guante con suavidad.

Ponemos en un bol grande el jugo de frutos rojos (o antioxidantes, que son sanísimos y de color rojo), como mínimo dos litros, y dejamos flotar nuestra mano de hielo, luego agregamos los frutitos rojos y parecerán coágulos flotando en sangre....ay...que asco...pero tendrán un gustito super rico!!

Cerebros gelatinosos:

Ingredientes:
1 cuchillo con muy buena punta y bien afilado
1 sandia mediana redonda ó 1 melón mediano
Gelatina color rojo 
Mermelada de fresa o frutos rojos

Preparación:
pelamos la sandía, lo suficiente para quitar lo verde solamente, en caso de ser un melón, quitamos toda la piel exterior
con mucha paciencia, vamos cortando la sandía (o el melón) de tal modo que parezca un cerebro, el secreto está en el cuchillo, haciendo pequeños tajos y retirando lo que nos sobre,
Aparte hacemos gelatina de color rojo, 
Ponemos el "cerebro" en un plato hondo y le volcamos la gelatina, se caerá un poco, pero tratemos que quede dentro de los surcos que hicimos, en el caso del melón podemos ponerle un poco de mermelada para que parezca mas sangriento, y luego volcamos la gelatina, 
Dejamos enfriar en la nevera.
Para servir lo partimos al medio y se verán los pliegues que hayamos hecho rellenos de la gelatina, bien frío nos refrescará mucho!

Manualidades para el día de la madre

dietario día de la madre
Este domingo algunos países festejarán el día de la madre, aquí les dejo manualidades guapísimas que encontré por internet para sorprendernos, he puesto recetarios, pero pueden ser agendas, cuadernos, en fin, los podemos personalizar según el presupuesto y las ganas!!!!.....a mi sinceramente me encantan!!!!









Recetarios super chulis:

Telas varias
ideas de materiales
Papeles de colores de regalo
Cuadraditos de cartón corrugado
Botones
Cintas de tela de colores pastel
Anillas de carpetas o cintas de colores
Papel blanco para el recetario (mucho) o fichas de colegio.
Cartón duro para las tapas
Cola blanca
Pincel cerdas planas
Rotulador permanente


Según el material que tenemos, podemos hacer infinidades de ideas, pongo aquí unas fotos de recetarios divinos que vi por internet para que nos ayuden a dar ese empujoncito para que nuestra imaginación vuele.....


A este recetario, le podemos agregar separadores por dentro, así diferenciamos las recetas, y les podemos pedir a los niños que recorten de revistas algunas recetas o escriban ellos la comida favorita que es hace su mamá.


día de la madre agenda




Este es un cuaderno de tapa dura forrado con cartón corrugado, y decorado con botones y cinta de papel tipo rafia, queda muy rústico, super lindo, por dentro podemos hacer lo mismo que en otro recetario, escribir la receta favorita de mamá.


Este es mas simple, hecho con papel secante (o podemos usar un cartón blanco bien duro, para que haga de tapa, el dibujo puede ser libre, es mas creativo, ya que los niños son quienes pueden dibujar y pintar la tapa a su gusto. Este es ideal para hacer con niños pequeños, de jardín. 



Aquí les dejo unas plantillas que pueden usar para decorar los recetarios: